Sin el lastre de las experiencias no resueltas del pasado a través de la Bioenergética Cuántica.

Hoy voy hablaros de las relaciones de pareja, que fueron mi “Talón de Aquiles”, los grandes retos, los grandes aprendizajes de mi vida, y la catapulta que me lanzo a esta profesión a la que hoy me dedico.

Casi todo lo que uno quiere conseguir en la vida tiene que ver con las relaciones en general, somos seres integrales, nada va por separado, así que la primera relación y la más importante, es la que tienes contigo mismo.

¿Cuánta voz le permites al juez interior que llevas dentro?, ¿le das más espacio, la escuchas más que a ti mismo, que a tu corazón, que a tu alma?, nos criticamos continuamente en lugar de apoyarnos a nosotros mismos.

Por ejemplo, ¿cómo enfrentas un fracaso?, ¿a través del auto-machaque? o te animas, te felicitas, y te dices: los resultados no eran los que esperábamos, pero, ¡felicitaciones por todo el aprendizaje que hemos sacado de aquí! si no lo haces así, la próxima vez te sentirás fracasado antes de empezar algo, porque esa actitud de auto-juicio, te debilita.

Así que es necesario que conozcas y gestiones primero tu propio mundo emocional. Que repares, reconectes y fortalezcas la relación contigo mismo.

Y como ninguna relación está separada de la otra, también hay que ver cómo está la relación con tu familia, especialmente con los progenitores y la profesional, ya que  incluso una mejora económica está totalmente conectada y relacionada con esta pirámide primordial en la vida de cada persona, la que tienes primero contigo mismo, luego la familiar y la profesional.

Cuando hay una mala relación con uno de los progenitores, toda esa energía sin resolver no sólo te debilita, sino que se va a intentar resolver energéticamente con la pareja, así se empiezan a crear las relaciones de dependencia afectiva, debido a experiencias no resueltas de la infancia, y que ya en la edad adulta proyectamos de forma inconsciente en la pareja.

Esas memorias se detonan en nuestro presente en forma de miedos, resentimientos, bloqueos, rechazo o desvalorización.

Las relaciones de pareja nos dan la oportunidad de abrir las puertas a nuestras heridas emocionales, ya que es la relación que más conecta con ellas, si sabemos aprovechar estas oportunidades, creceremos mucho individualmente y sentaremos las bases de una relación de pareja armoniosa y nutritiva, lo que nos encaminará hacia una vida en bienestar y acompañamiento mutuo.

Recuerda, nada está separado, somos seres integrales y nuestras inter-relaciones pueden afectarse unas con unas otras, si hay debilidad en alguna de ellas, tendrá un impacto en las otras dos.

A través de la BIOENERGÉTICA CUÁNTICA, puedes resolver todas estas energías debilitantes para restaurar el equilibrio energético en tu vida y en tu familia y profesión. Es una herramienta que tiene resultados rápidos y efectivos.

Contáctame, empieza a reparar y fortalecer la relación contigo mismo-a,  crea recursos desde la confianza, para tener vínculos afectivos, saludables y generar relaciones auténticas y nutritivas

Gracias!

Por favor, comparte este video si crees que puede ser de beneficio a alguien.

Feliz día de San Valentín.

 

Leticia Morales